1×28 – Abandonando el barco…

Pues sí amigos, aquí estoy escribiendo mi último post en tierras danesas. Cuando vuelva a escribir ya andaré por tierras españolas, disfrutando del veranito por fin y de la familia, que la verdad que tras estos 5 meses ya hay muchas ganas de volver.  Además tengo que dar un buen achuchón a mi nuevo primito Mario!

Por aquí todo está vacío, absolutamente ni un sólo Erasmus por las calles. Tan sólo nos quedamos 3 o 4 rezagados por aquí que hemos estado intentando pasar lo mejor posible estos días pero ha sido todo bastante aburrido, más aún con el mal tiempo que nos ha acompañado. ¿Dónde están esos 28ºC de la semana pasada? Para una vez que habíamos descubierto algo bueno con las piscinas en Aalborg…

Intenté ir a las piscinas cubiertas ya que tenía unos cuantos tickets que nos sobraron pero incomprensiblemente las cerraron en pleno verano dos semanas, si cuando digo que los daneses son unos aburridos… De todos modos tampoco he parado mucho ya que he tenido que hacer bastantes recados y recoger toda la casa que no es moco de pavo.

El lunes hubo algo más de vidilla por aquí ya que vino Nacho con su hermano y estuvimos tomando unas cervecitas en casa de Félix. Definitivamente necesitábamos algo con graduación para animar un poco la semana. Ahí estuvimos un buen rato comentando experiencias del Erasmus y liberando esas ganas de fiesta acumuladas. Después nos tocó hacer una de las despedidas más duras, la del señor Yeutsalá! ¿Quién me dará la vuelta ahora al nombre de casa cada semana? Ya se me hace raro ver mi nombre bien escrito. También se me hará raro no escuchar el “kawenla” famoso y el “ahora estamos”, míticos ya.

Dicen que en este tipo de aventuras conoces gente con la que simplemente coincides y gente que te marca para toda la vida. Sin duda Nacho será uno de los amigos que conserve para siempre, uno de los mejores tipos que he conocido en mucho tiempo. Dispuesto a sacar una sonrisa a cualquiera y a comprometerse con cualquier cosa, con una tremenda facilidad para hacer amigos. Espero que le vaya todo bien por su nueva aventura inglesa. Un abrazo tio!!

Ya esta mañana comimos en casa de Silvia para celebrar que había acabado por fin el proyecto (momentáneamente pues lo tiene que presentar en Zaragoza, vaya putada…) y para despedirnos de ella. Nunca me olvidaré de esos Spaguettis Teriyaki, todo un descubrimiento que intentaré poner en práctica, no sé si con el mismo éxito. También echaremos de menos su facilidad para “calentar” cualquier tipo de conversación, pero qué maestría! Espero que tenga suerte con su proyecto pues la han llevado por el camino de la amargura.

Mañana cogeré pronto el tren hasta Copenhague para recoger a mis hermanos y mis tíos, con los que haré mi último viaje por Dinamarca y Suecia para rematar toda esta aventura, ya os contaré un poco como ha ido en otro post. También me acompañará hasta la capital Félix,  del que mañana ya me despediré. Le conocí mucho más tarde que a los demás, después de conseguir entender su ácido humor chanante. Un tipo sencillo con las ideas bastante claras, capaz de dar caña a cualquiera que se pusiese por delante. Será el último integrante del popu en abandonar el barco, ánimo!

Ahora me encuentro aquí con la casa completamente vacía, con las maletas por aquí tiradas y repletas de todas las cosas que tenía por la casa que no son pocas. No sólo me llevo ropa, calzado y papeles, sino un montón de recuerdos de todos estos meses que nunca olvidaré (pero qué melodramático se pone uno… snif snif).

Para finalizar el post os adjunto un texto de Arnaud Gemis, un chaval belga integrante de la famosa Lemvigvej, que resume muy acertadamente lo que ha sido todo este Erasmus:

What is it like to be an Erasmus?

Recently, many people asked me what is it like to be an Erasmus? Well… the answer is that I don’t really know. I think that it’s quite different for each of us. I can only tell you what it is for me to be an Erasmus in Aalborg…

Bandera

* it’s discovering new things everyday
* it’s doing things you wouldn’t normally do
* it’s knowing where is Aalborg
* it’s so many great friends
* it’s knowing how much 1 kr. is worthing (nothing)
* it’s the surrealistic and unlikely situations
* it’s Engliiiiiiiiiish
* it’s meeting great people
* it’s discovering things about yourself
* it’s making unlikely friendships
* it’s the surrealistic conversations and gossips
* it’s the international dinners
* it’s the parties
* it’s being able to find your way in a city you didn’t know a few months ago
* it’s Lemvigvej
* it’s “the street”
* it’s eating burgers at 6am
* it’s Fakta, Spar, Føtex, Super best, and Bilka …
* it’s knowing that there is always at least one 7eleven near you
* it’s knowing all the clubs/bars of the street
* it’s rushing to find a birthday present
* it’s the Lemvigvej parties
* it’s the Smørrebrøds
* it’s the boat race
* it’s the lunch at the canteen
* it’s being useless at Danish
* it’s the lack of sleep
* it’s the gym
* it’s the campus
* it’s the Wednesdays at the student house
* it’s being able to swear in most European languages
* it’s having friends in most European countries (and outside Europe)
* it’s the group room
* it’s going on Facebook to find the parties this weekend
* it’s the Friday bars
* it’s Cassiopeia
* it’s interesting courses
* it’s always drinki… consuming with your left hand
* it’s having challenging projects
* it’s working crazy to finish the project on time
* it’s going to the airport or train station to pick up a friend
* it’s the all trips
* it’s looking for a taxi near the street at 7am
* it’s knowing that whatever happens we’ll be late
* it’s knowing that whatever happens the Spanish and Italian will be even more late
* it’s being only 3 to dance in the Nielsen
* it’s the bikes
* it’s the Nielsen, the New Castle, and the Salt
* it’s “the ring of fire”
* it’s trying to remember the name of somebody you already met
* it’s “bullshit”
* it’s “pim pam poum” and “I am”
* it’s going to the street 5 times in a week
* it’s the poker nights
* it’s discovering new games
* it’s the Lemvigvej song
* it’s discovering that there are some Danes that are not blond
* it’s my crappy bed and my small room
* it’s knowing that one of your friend can start striping very soon
* it’s trying to squeeze in the sofa to watch a movie all together
* it’s making a party without any reason
* it’s waiting in the line at the ESN office to get the last tickets
* it’s knowing that Saturday after 5pm everything is closed until Monday morning
* it’s the vodka, the pastis, the rhum, and the beers
* it’s calimoooochooooo
* it’s friends that you’re missing
* it’s the tekniske, the International, Ostre Alle
* it’s the food of so many different countries
* it’s arguing about when is the next bus (everybody having different opinions)
* it’s having lunch at 4pm and dinner at 10pm.
* it’s coming back from a party on foot and seeing the sunrise
* it’s knowing that if you don’t remember the party at least the pictures will be on Facebook tomorrow afternoon
* it’s trying to clean Saturday afternoon after the party
* it’s Copenhagen
* it’s the pasta with pesto
* it’s Carlsberg and Tuborg
* it’s the coke at 3,50€ (+ pan)
* it’s the beers at 70 kr. in the street
* it’s knowing that the first thing you should do in the street is looking for the free drinks
* it’s sharing things you wouldn’t normally share
* it’s discovering things about yourself when you play “I have never ever”
* it’s the never ending threads on Facebook to organize something
* it’s missing stupid things at home
* it’s not being sure where is home exactly
* it’s going to the lake
* it’s the anduja
* it’s knocking on the door to go the other house
* it’s trying to enjoy every second of your Erasmus
* it’s so many things to come
* it’s Obel Kollegiet
* it’s Cassiopeia
* it’s Mosquito
* it’s partusa and Tetas Eleven
* it’s “la ragazza del elevatore”
* it’s EL POPU
* it’s great fun!
* it’s so much more…

but before anything else it’s about all the great people you are with. Thank you to them!


Tras leer todo esto, sin lugar a dudas sé que el irme de Erasmus ha sido la mejor y más sabia decisión que he tomado en toda mi vida.

Anuncios
Published in: on julio 15, 2009 at 10:29 pm  Comments (1)  

1×27 – El viaje surrealista

Más aburrido que aburrín que se dice. Se me está haciendo la semana larguísima, contando los días hasta que ya me encuentre con mis hermanos y mis tíos y nos vayamos a hacer el último viaje por tierras danesas y suecas. Ya casi no queda nadie por aquí y me las estoy ingeniando para no morir de aburrimiento entre la piscina y la trilogía del señor de los anilos, again. Así que os voy a contar un poco lo que acontenció la visita de mis amigos la semana pasada, que no defraudó para nada.

El martes 30 me levanté pronto, rematé la maleta y me encaminé a Aarhus a esperar a la primera expedición de amigos que venían de haber pasado el día anterior de visita en Londres y traían unas caritas que eran todo un poema. Demasiada ciudad para un sólo día, mucho mérito tienen. Fuimos después directos hasta Copenhague, sufriendo un poco en el tren ya que no había casi asientos disponibles. Cuando llegamos comimos algo en el KFC y se quedaron durmiendo en el hostel mientras yo iba al aeropuerto a buscar al segundo batallón. Más tarde ya nos reunimos todos en el hostel, nos dimos un duchazo y ale, a conquistar Dinamarca!

Primero visitamos un poco la zona de la biblioteca, Christianborg y por último fuimos derechos al canal, a Nyhavn. Como hacía una tarde magnífica, había muchísima gente disfrutando del buen tiempo, sentados en las terrazas y en el canal bebiendo cerveza. Sin duda mi lugar favorito de CPH. Le dimos leña a las Tuborg del Seven Eleven mientras nos cenábamos unas pizzas sentados junto a los veleros. Tras la cena nos fuimos de fiesta a la aventura. Era un martes y no había casi jaleo, pero no lo pasamos nada mal. Estuvimos en el Wall Street, donde las cervezas eran bastante baratas y después hicimos varios amigos por el camino. Dos pirámides: uno que nos rapeaba, que tiró a una amiga de un bolsazo al suelo y que más tarde le dió una paliza un tío que le sacaba 3 cuerpos, y otro que era muuy cansino pero buen tipo e hizo que marchásemos para casa pues no nos le podíamos quitar de encima e insistió en acompañarnos al hostel.

Al día siguiente, ducha, desayuno en la plaza del ayuntamiento y a por la famosa ruta roja que ya he repetido unas cuantas veces. Buscamos como locos bicis de alquiler por la ciudad pero no había ni una, sin duda la gente se las agencia para su propio uso y no para el turístico. Visitamos de nuevo el canal, para después ir hasta la Ópera y la residencia real. Veréis que nos hemos hecho unas fotos chulísimas utilizando el trípode que trajo Miguelito, todo un artista. Después compramos unos sandwiches y fuimos al “castillo” a comer. Estuvimos haciendo un poco el parias con una botella mientras reposábamos la comida, para luego acercarnos a ver la famosa Sirenita, rodeada de turistas como siempre. Dimos por finalizada la ruta y nos dirigimos hasta el super y luego al hostel para prepararnos para la noche.

Esa noche tuvimos de guía a un amigo de Curro que conoció en su Erasmus en México, nativo de las islas Feroe. Nos llevó a algún bar nuevo y acabamos en nuestro querido Wall Street. Después ya el viaje hasta el hostel se hizo interminable, con alguna que otra mangada. Digamos que si algún pato sabe andar en bici, ya tiene una aparcada en el canal xD. Al llegar al hostel, nuestro primer encuentro surrealista: una muchacha algo descocada que se ofreció a acompañarnos a la habitación, no dábamos crédito. Podría haber sido el final perfecto para una despedida de soltero!

Ya el jueves nos levantamos resacosos tras dormir poco y decidimos visitar algunas tiendas del centro, ya que el día anterior había habido un tiroteo en Christiania y no era muy recomendable ir. Aproveché para despedirme de Yani que hacía escala en la capital antes de partir hacia su querida Galicia. Nunca me olvidaré de ese acento galego ni de  como nos instruyó en el arte del “Helicóptero” y de las famosas “Partouzas”, ni por supuesto de su incomprensible adoración a Drenthe xD. Una tía siempre dispuesta a colaborar en todo y aconsejar a cualquier amigo, todo corazón. Algún día te volveré a cantar como el Ruben a la Jessi! xD Un bikiño muy grande!

Después cogimos el tren y fuimos hasta Fredericia para comer y disfrutar de la playa un rato, que el tiempo era inmejorable. Compramos un balón de volley y toda la tarde estuvimos jugando en la arena. No nos bañamos demasiado en el mar pues estaba lleno de medusas (yo pensé que eran de agua caliente… :S) Con el cansancio acumulado cogimos el tren de nuevo y fuimos hasta Aalborg mientras echábamos unos poker. Ya allí compramos unas birras y subimos hasta mi residencia para cenar y acoplarnos en mi casa y la de Pep y Raúl para dormir, gracias de nuevo!

El viernes nos dedicamos por la mañana a recolectar las bicis que nos harían falta para movernos a Aalborg y tras distribuirlas entre la gente nos fuimos a comprar para que tomasen contacto con ellas. Después de comer nos fuimos hasta las piscinas públicas al lado del fiordo. Lástima que llegásemos tan tarde, ya que sólo pudimos bañarnos 10 minutos. Sin embargo, cuando lo cerraron fuimos al fiordo a bañarnos pero daba algo de asquete por tanta alga y medusa. Además apareció el 2º encuentro surrealista: una muchacha sin complejos bañándose como su madre la trajo al mundo al lado nuestro. Y no creáis que se tapó al cambiarse, hay que ver que poco pudor tienen! Tras dicha experiencia fuimos a jugar al volley playa a un parque en el centro de la ciudad y para mi residencia.  Así a lo tonto cada día nos hacíamos unos 30 km en bici, que no es moco de pavo si lo sumas a sus dos horitas de volley o en su defecto juegos acuáticos.

Por la noche cenamos en mi common y nos tuvimos que ir pronto pues se casaba una de mis vecinas y vino todo histérica a pedirnos por favor que no hiciésemos ruido, así que marchabamos para el bar de mi resi donde estuvimos tomando unas Tuborg y pizza gigante. La fiesta en la Street nos defraudó un poco porque no había casi gente, he de decir, que bajamos bastante tarde y ya se nota que no hay estudiantes por las calles. El festival de Roskilde también ayudó a ello. Sin embargo, nos sentamos en el banco mágico al lado del Seven y seguimos conociendo daneses que se nos acercaban como las moscas al saber que eramos españoles. Todo el mundo se muere por pronunciar las 4 palabras que saben en español! 😀 Ya nos fuimos a casa plenamente de día, grabando un maravilloso video al estilo de Verano Azul.

Al día siguiente nos levantamos tarde y decidimos ir directamente a comer a las piscinas públicas, que son todo un lujo. El recinto es enorme, la entrada gratuita, las piscinas limpias con arena de playa en el fondo, trampolines gigantes, buen ambiente… Lástima que también lo descubriésemos al final, aunque tampoco las podríamos haber disfrutado mucho más por el mal tiempo. Pasamos todo el día allí y después volvimos hasta la residencia para cenar en mi common.

Esa noche tuvimos un par de bajas en la fiesta, pues el trote que llevábamos les había dejado bastante mermados. Fue una pena que no bajasen, sin duda fue la mejor noche de todas. La sangría de Peñasol hizo su efecto, que sumado a alguna Elephant y a otra cerveza nueva de casi 10º, ibamos más contentos que unas pascuas. Había mucho más jaleo por la Street y volvimos a hacer amigos en el banco mágico. Esta vez un borracho al que buscaba la policía. También casi vimos una “pelea de negratas” y para rematar la noche ahí vimos el tercer encuentro surrealista: una muchacha de buen ver intentó robar unas cervezas en el Seven Eleven y la delataron quienes hacían cola. Total que salió corriendo pero el de Seguridad la agarró y tras forcejear un poco aleeeeee, todas las pechugas al aire!!! 😮 Salió corriendo de la tienda hacia nosotros que estabamos con los ojos como platos y la tía ni se tapaba ni na. Estaba tan chinada con los delatores que volvió a entrar y se lió a patadas con media cola. Repi se nos libró por poco. Después ya se la llevó la policía arrestada. Sin duda unos de los mejores momentos del Erasmus! De camino a casa tuvimos un pequeño accidente, ya que se nos cayó Repi de la bici y se magulló bastante el codo y la mano, sin mayor importancia.

El domingo tocaba excursión para amortizar el Interrail pero el día se levantó un poco chungo. Les preparé unas ricas frikadellers a mi estilo y cogimos el tren dirección a Skagen. Por el camino la “pinza” estuvo rulando para ver quien fregaba los platos y le tocó a Curro. Como cogimos el tren muy tarde, no nos dió mucho tiempo para disfrutar del viaje. Subimos al faro y al bajar nos tocó abonar sus 10 dkk, esta vez sí que había vigilantes. Después no pudimos ir hasta la punta a hacernos las típicas fotos, no podíamos perder el tren pues era el último. Así que nos dimos media vuelta y volvimos para Aalborg. Ya allí cenamos unas pizzas con Nacho y nos fuimos para mi common a tomarnos unas birras de relax, pero el cansancio se apoderó de nosotros y no tardamos en irnos para la cama. He de decir que Repi se portó como un campeón y aguantó los casi 10 km andando de la excursión, a pesar de su acusada cojera por la caída de la noche anterior.

El lunes ya tocaba recoger toda la casa y hacer las maletas, pues era el último día de la visita. Bajamos al centro de Aalborg para ver un poco las tiendas y después cogimos el primer tren para Aarhus. No pudimos ir a comer al restaurante que les tenía preparado porque no paraba de llover y nos tuvimos que conformar con un buffet chino que no estuvo nada mal, dentro del centro comercial anexo. La mano de repi comenzó a hincharse por momentos y nos tocó ir pidiendo hielo por todos los sitios, pues no tenía muy buena pinta. Todo quedó en un susto, pues luego se le bajó la hinchazón y no fue a más. De Aarhus tampoco vimos mucho, el canal y poco más, el día no acompañaba. Así que volvimos para la estación y nos despedimos. Ellos marcharon para el aeropuerto y yo de vuelta a mi ciudad.

Por la noche estuvimos cenando donde Félix y echando unos ping pong para despedirle de Nacho, mientras comentábamos las hazañas del viaje y le recordábamos un poco a Félix algo del sábado anterior… El martes ya fue un día mucho más tranquilo. Tocó poner lavadoras y recoger la casa un poco, pues parecía que había pasado una manada de mamuts en celo. Esa noche quedamos para cenar donde Silvia pues nos tocaba despedir esta vez a Raúl, mi otro compañero de proyecto, natural de Cuenca y chanante hasta la médula, dí que sí copóoon!!! Un gran tipo con expíritu aventurero y casi más planificador que yo, menudo guía contratamos en Londres! jeje Ha sido todo un placer compartir proyecto caballeros 😉

Desde dicho martes todo ha sido bastante tranquilo y aburrido.  Me he dedicado a ir recogiendo la casa, hice el envío con mis cosas para España y acabé de rellenar las encuestas necesarias para recibir el resto del dinero del Erasmus. También aproveché para ir a la piscina, ya que aún me quedan unos cuantos tickets y así me distraigo un poco, que sino se me caen las paredes de casa encima…

La verdad que el viaje con mis amigos fue inmejorable, pero no sé qué idea se habrán llevado de Dinamarca, pues no han pasado más que calor, no han visto más que muchachas semidesnudas y no han conocido más que a frikis. Sin duda es un país auténtico.

Published in: on julio 12, 2009 at 4:40 pm  Comments (1)  

1×26 – Tour de despedida

Lo sé, tengo el blog muy desatendido, pero es que me ha sido imposible plantarme delante del ordenador más de dos horas seguidas desde el día que presenté el proyecto. Han sido días muy ajetreados en los que no hemos parado ni por un momento, se nota que ya esto está medio acabado y nadie quiere desperdiciar el tiempo por tierras danesas.

Esta semana me he quedado prácticamente sólo tras la marcha de casi todos los Erasmus y de los amigos que vinieron a verme. Así que me estoy dedicando a poner un poco al día la casa recogiendo y preparando el envío que tengo que hacer. Y como estoy más aburrido que aburridín pues voy a contaros un poco lo que aconteció el primero de los viajes que hicimos desde que soy licenciado. El último viaje lo dejamos para otro post.

El jueves 25, tras presentar el proyecto satisfactoriamente, como ya os comenté, no paramos un solo momento. Comimos en una pizzería cercana para celebrarlo y tras echarnos una merecida siesta nos fuimos todos a hacer una barbacoa a casa de Nacho y Ricard. Tuvimos desde guerra de globos de agua hasta los míticos juegos de “puntos” y “sangre”, tarde muy entretenida. Ya nos despedimos de Mia, la buddy de Pep, que nos obsequió con una tarta riquísima. Por la noche nos tocó también despedirnos de Rous, mi compañera de buddy (a la que no conocimos) que fundó sin querer el famoso “Popu” y Apa, el granaíno con más salero y más desastre que he conocido, todo un personaje.

Esa misma noche hicimos unos cuantos cds de música veraniega, con las míticas canciones del verano de toda la vida, pues había empezado el verano para nosotros! Al día siguiente preparé la maleta mientras fueron a recoger los coches alquilados y nos fuimos de ruta por Dinamarca, que teníamos que conocer un poco más el país.

La primera parada fue Londstrup, un pueblecito con playa en el que pasamos toda la mañana comiendo y tragando arena del aire que hacía. Después cogimos los coches e intentamos buscar el faro de Lokken pero nos lo pasamos un par de veces y decidimos continuar nuestro camino hacia Skive. Tras un par de horas llegamos a este pueblecito turístico en el que tan sólo pudimos hacer una parada técnica para estirar las piernas y hacernos unas fotillos en el muelle ya que ibamos muy tarde y aún nos quedaban kilómetros.

Reanudamos la marcha y llegamos por la noche a Esbjerg, una de las ciudades más grandes de Dinamarca. Fuimos directos al albergue tras cenar en un McDonalds con juegos gratuitos para niños y bebidas interminables. Menudo albergue habíamos contratado. Era como un palacete antiguo restaurado como hostel para el descanso de sus huéspedes. Nos dejaron las llaves en recepción del hotel, vamos en un sobre allí en ventanilla sin nadie que lo vigilase, si cuando digo que son confiados… Es más, nos dieron la clave para entrar al hostel por teléfono, están apañaos. Nos duchamos y ale, de fiesta al centro. Bajamos en coches ya que estábamos muy lejos. El pueblo tenía su encanto y la zona de bares estaba muy chula con una plaza enorme y llena de iluminación  de colores. Estaba plagado de los jóvenes con gorritas que acababan de graduarse en el instituto, ya que aquí es costumbre celebrarlo durante un par de semanas. Rematamos la noche en una discoteca donde tras negociar con los porteros (weno, negociaron las muchachas, ya sabéis como van estas cosas…) nos dejaron entrar gratis porque sabían que ibamos a animar la fiesta y no les decepcionamos. Acabamos cerrando el bar a altas horas de la mañana.

Al día siguiente tras recoger la habitación y ducharnos decidimos ir a pasar la resaca a unas piscinas cubiertas al lado del hostel. Qué gran decisión, nada mejor para una mañana con la cabecita cargada. Tenían piscina de olas, jacuzzi, chorretes de estos que te masajean y hasta un pedazo de tobogán al estilo del Aquópolis. Una pasada. Después ya casi a la hora de comer cogimos los coches y nos dirigimos hasta Ribe, tras pasar por unas estatuas enormes de unos hombres cagones. Ribe era un pueblito con mucho encanto, lleno de canales para los barcos y zonas peatonales empedradas. Muy bonito sí señor. Comimos allí, nos echamos la siesta en un verde que encontramos y de nuevo a los coches.

Nos habían recomendado el castillo de Egeskov, al sur de Odense. Nos pillaba un poco lejos pero merecía la pena. Total, que cuando llegamos allí a eso de las 6 acababan de cerrar, pues no sabíamos que era un recinto privado en el que teníamos que pagar. Un turista que estaba saliendo se ofreció a dejarnos la puerta de salida abierta para que entrásemos sin pagar pero una empleada con muy mal humor le echó una bronca tremenda, al grito de: “it cost 200 dkk, and you know why!!!”, mítico. Nos tocaron las pelotas, así que decidimos colarnos. Entramos por la puerta de salida y nos fuimos rápidamente a hacer un par de fotillos con el castillo de fondo. Ya sabéis, estilo español, cuando se ha visto eso de pagar!!! Después nos fuimos hasta un laberinto que estaba al lado del castillo donde tras volvernos a colar, estuvimos un buen rato jugando a pillar en dos equipos, igual que los chiquetes. El juego se acabó cuando Raúl casi se queda sin espalda por un rasguño de un árbol. De nuevo cogimos los coches y ya fuimos directos hasta Aarhus donde pasaríamos la última noche de fiesta.

El albergue de Aarhus también estaba muy lejos del centro de fiesta, pero esta vez decidimos bajar en taxis. Nos metimos 8 personas en una habitación de 6, igual que el camarote de los Marx. Bajamos a cenar al restaurante donde estuvimos la otra vez pero ya estaba cerrado, así que nos conformamos con un poco de comida basura mientras veíamos un museo en la calle de fotografías del mundo, muy interesante. Después estuvimos toda la noche por allí hasta que ya no podíamos más y fuimos para casa. Al llegar aparecieron tres noruegos que nos ofrecieron un poco de “redwine” y charleta hasta que nos fuimos a la cama. No sé quien iba peor, si ellos que eran profesores de una orquesta juvenil, o nosotros que ya estabamos para el arrastre.

Ya el domingo por la mañana, tras dormir 3 escasas horas volvimos a los coches y fuimos directos a la primera playa que vimos en el mapa, cerca de Greena. Digo playa por decir algo, puesto que no hay comparación con las playas españolas. Tras comer ya nos dirigimos hacia Aalborg donde dejamos al Messie que tenía que hacer las maletas. El resto fuimos hasta la playa “Palmenstrand” en Frederikshavn, un auténtico lujo apenas a 60 km de nuestra ciudad. Canchas de volley playa hasta en el agua, arena fina, hamacas y palmeras, lo más parecido a España desde que vine a tierras danesas. Estuvimos toda la tarde bañándonos y lamentándonos de no haberlo encontrado antes. También visitamos en la ciudad un festival marinero en el que habían representado como una batalla marina.

Cuando ya se acercaba la hora de irnos para casa sabíamos que esto ya se había acabado, que el Erasmus había llegado al fin y nos pusimos todos bastante melancólicos con buena musiquita de fondo. Encima cuando volvimos para casa, tras dejar uno de los coches en el aeropuerto, nos tocó despedir a unos de los pesos pesados del grupo: Don Ricard Tragant, el “Messie”. Todo un artista, del que no olvidaremos sus bailes mágicos ni su buen sentido del humor. Catalán y guasón hasta la médula. Un tío con clase, sí señor.

Ya el lunes fue un día de recados por la mañana: bajamos a la universidad a por el certificado de las notas y a la Kommune a decir que ya abandonaríamos el país en breve. Luego nos fuimos todos a comer a casa de Yani donde hicimos una gran macarronada con los restos que nos iban quedando a todos y lo acompañamos con un buen Lambrusco. Me firmaron unos cuantos más las bandera y me fui para casita a preparar la maleta para el día siguiente, que venían mis amigos de Medina y Valladolid.

Por la noche bajamos a cenar a casa de Mia, la novia de Aitor, donde nos despedimos finalmente de otros tres pirámides. Aitor, el último integrante del popu, exiliado de la realeza por su fuerte carácter. Enseñó el culo a todo Dinamarca y defendió Asturias contra viento y marea, en algún derbi contra el Sporting me lo encontraré. Pep, mi compañero de proyecto con el que tengo una promesa “chanante” guardada para la próxima vez que nos veamos. Un tipo despistadete pero todo un fenómeno (sobre todo hablando de zurullos xD), llegará lejos con su Popochi! Y Tania, una mañica mimoseta que nos enseñó como añadir “ete” y “eta” a todas las palabras,  ¿¿¿ pero qué es un petete??? jeje. Me bautizó como el “Alemán” y yo como la “Accidentada”. La guardaré un gran cariño y será la primera a la que visitemos, en Pilares estaremos!!!

Los pilares del grupo se han ido cayendo, lo que significa que la aventura Erasmus está más que acabada. Tan sólo me queda disfrutar ya de las últimas semanas de estancia en Dinamarca con los amigos y la familia, qué mejor final para la aventura.

Published in: on julio 10, 2009 at 1:14 pm  Dejar un comentario  

1×25 – Ingeniero de 10!

Pues sí muchachos, ya soy Ingenieroooooo!!! Y encima me han puesto un 10! Ha sido increíble, ahí todo emocionado cuando me han dado la nota, sin palabras me quedé. Ha sido el fruto de todos estos meses de trabajo y de todos estos años de clases y exámenes, por fin acabé la carrera y ya soy Ingeniero Superior, qué satisfacción!

Primero tuvimos la presentación conjunta de 30 minutos y la verdad que se nos dió fenomenal, fue la mejor prueba que hicimos de todos estos días. Tardamos menos del tiempo máximo y encima lo hicimos muy bien, perfecto. Toda una experiencia el hacer una exposición en Inglés. Yo puse el toque cómico a la jornada cuando sin querer me apoyé en el botón que apagaba el proyector, qué liada qué liada!!!

Después vinieron los exámenes individuales de 45 minutos. Primero Pep demostró su valía y aprobó con mucho mérito. Tras él me tocaba a mi pero los nervios ya se habían pasado tras comentarme que se habían portado muy bien con él tanto nuestro tutor como el censor. Ya dentro de la clase me senté en una silla con ellos y mantuvimos una charla afable intercambiando preguntas y respuestas acerca de cuestiones técnicas del proyecto. Tuve también que demostrar mi valía frente a la pizarra y parece que todas las respuestas que dí fueron las adecuadas, puesto que me felicitaron al acabar la ronda de preguntas. Después salí de la clase unos minutos y para volví para dentro a oír la nota…. un 10!!! Fue increíble la alegría que sentía en ese momento, sin duda ha sido la vez que más me he emocionado ante una nota pues no me la esperaba para nada. Sencillamente no podía estar más contento 😀

Raúl remató la faena acabando la ronda de preguntas y aprobando notablemente. Al final nos hicieron una valoración final y nos felicitaron ampliamente por todo el trabajo realizando, destacando que habíamos aprendido mucho sobre el tema y que lo habíamos enfocado acertadamente. Todo un éxito.

Finalmente nos hicimos una foto con el tutor y nos fuimos después a arreglar papeles y la group room que ya la teníamos que abandonar. También nos deshicimos de todos los apuntes utilizados para realizar el proyecto y nos fuimos a comer a una pizzería de la facultad con los amigos para celebrarlo, nos lo merecíamos.

Lástima que no lo haya podido compartir con nadie más que con mis amigos Erasmuseros, espero celebrarlo con todos y cada uno de vosotros!

Published in: on junio 25, 2009 at 5:20 pm  Dejar un comentario  

1×24 – La rebelión del Popu

Ya van empezando a marcharse los amigos y reina un clima de melancolía por todos que hace que cada rato que tenemos juntos lo aprovechemos más que de costumbre, así fue la semana pasada, llena de momentos agridulces.

La verdad que la semana no empezó excesivamente bien la verdad, ya que nos pusimos a repasar el proyecto para ir preparando el examen y la presentación y descubrimos bastantes fallos en él por no haberlo repasado en condiciones. El pesimismo se apoderó de nosotros, viendo que varios de los errores eran por despistes tontos y los habíamos pasado por alto. Es más, llegamos a pensar que no aprobaríamos ni de coña con el proyecto pero no más lejos de ahí. Para matar el pesimismo decidimos ver una peli en mi common, y esta vez una comedia que nos alegrase un poco el día.

Al día siguiente, con aires ya renovados y más positivos hicimos una valoración genérica del proyecto y vimos que seguía estando bien y que los errores eran asumibles y comunes en todos los proyectos por falta de dedicación a la hora de revisarlo. Al resto de Erasmus les había pasado parecido y nos dió un poquito más de moral.  Tras trabajar todo el día en el proyecto decidimos salir un rato por la noche a la Student, ya que esa era la última noche que estaría abierta y todo el mundo acudiría a despedirse. Y efectivamente comenzaron las despedidas, esta vez fue Felipe, un entrañable Asturiano que estuvo dos años estudiando aquí.  La noche no dió para mucho más y pronto fuimos para casa, que había que trabajar en el proyecto.

Durante todo el jueves nos dedicamos a corregir el proyecto y escribir una “Fé de erratas” que no sabíamos si sería correcto entregársela al tutor… De momento la dejamos hecha por si acaso y nos despreocupamos, pues sabíamos donde estaban nuestros fallos y como arreglarlos. Por la tarde intentamos echar una buena pachanga de fútbol sala pero no conseguimos sacar ni 6 tíos, por lo que decidimos echar un partidillo en unos campos de cemento que tienen aquí sin fueras, todo un espectáculo. Ya podían construirlos en España, con 4 tablitas están hechos…

El viernes tuvimos la última reunión con el tutor antes del examen. En ella nos puso al tanto de cómo iría el examen: primero una presentación conjunta de 30 minutos, después nos cambiamos de clase y turnos de 45 minutos para un examen oral individual en el que te pueden preguntar lo que quieran, esperamos que sean benevolentes, después te dan la nota individual y al final una valoración conjunta de todo el grupo. También nos explicó como son las calificaciones aquí en Dinamarca: -3, 00, 02, 4, 7, 10 y 12. Sí, estas son las notas aquí, raras raras, y el aprobado es el 02 (ponen el cero delante para que no te pongas un 12, están en todo). Le comentamos lo de la fé de erratas y le pareció bien, así que problema resuelto y preocupaciones olvidadas.

Por la noche decidimos ir todos a cenar a un buen restaurante como anticipo a la despedida inminente, ya que ese sería el último viernes que estaríamos todos juntos. Fuimos a cenar a un buffet libre muy elegante y creedme que lo rentabilizamos a base de bien. Después nos fuimos todos a la common de Sandra, cuartel general del grupo en el centro, y tuvimos uno de los mejores momentos de todo el Erasmus. Por contarlo de alguna manera, digamos que hicimos un video en el que pusimos de vuelta y media a otro grupo de españoles que se había encargado de amargarnos el Erasmus (vamos, mejor dicho se lo amargaban ellos mismos). Todo el mundo se desahogó y fácil que el video acabe colgado en Youtube, traerá cola! xDDD  Después también nos juntamos con otro grupo de Horsens supersimpáticos y estuvimos toda la noche de fiesta, llegando esta vez a las 8, madre mía si ya había que ponerse hasta bronceador…

Ese mismo viernes por la mañana me compré un polito para ir elegante a la defensa del proyecto y una bandera de Dinamarca para que me la firmasen todos los amigos que aquí había conocido. Ya se va llenando poco a poco, será un buen recuerdo del Erasmus, os la enseñaré en breve cuando esté completa.

Ya el sábado decidimos tomarnos el día de relax y estuvimos en mi common cenando y viendo a la selección como pasaba a Semifinales tras derrotar a Sudáfrica. Mientras tanto empezamos a organizar un último viaje para el fin de semana que viene por todo Dinamarca y parece que ya va tomando forma, será una buena manera de acabar la aventura. El domingo más de lo mismo, esta vez con un poco más de trabajo en el proyecto por la mañana y por la tarde a mi common a cenar y ver el Brasil-Italia.

Tanto ayer como hoy nos hemos entregado en cuerpo y alma al proyecto. Hé de decir que hoy no celebraremos San Juan y no porque no se haga, sino porque de verdad que estamos con el proyecto, puede que haya sido la única fiesta importante que nos hemos perdido, lo que dice mucho de nuestra implicación en el proyecto… 😛

Ayer por la noche emitieron por fin el programa de “Españoles por el Mundo” rodado en Dinamarca. No conseguimos que nos grabasen al final, pero bueno, sale muy bien representado el Carnaval de Aalborg con nuestro amigo el peluquero. Un auténtico personaje. No dejéis de ver el programa que merece la pena, aquí lo podéis ver:

[ Españoles por el Mundo – Dinamarca (22/06/09) ]

Además, el reportero del programa escribió una maravillosa entrada en su blog que resume un poco lo que es Dinamarca y pone por bandera la canción “Copenhague” de Vetusta Morla que se está convirtiendo poco a poco en una de las mejores canciones que he escuchado nunca, de hecho también se ha convertido en la canción del Erasmus. Leedlo también por favor:

[ Blog Españoles por el Mundo ]

Por último sólo me queda despedirme de otros dos amigos que nos dejaron esta semana y de los que no ha sido fácil despedirnos. Nunca olvidaremos a Sandra, la navarrica madridista, a la que tantos quebraderos de cabeza dimos reservándonos su common y que me hubiese gustado conocerla un poco mejor. Espero que esa mala suerte que la persigue cambie de una vez. Tampoco nos olvidaremos de Luis, uno de los gaditanos con más arte que he conocido. Simplemente un crack, siempre dispuesto a echar una mano en lo que fuese y a alegrar el día a cualquiera.

La vida está llena de detalles de los que uno no se olvida y un buen regalo enviaré destino Cádiz. Sin la Mosquito no hubiese sido nadie, Gracias Luis!!!

Published in: on junio 23, 2009 at 3:16 pm  Dejar un comentario  

1×23 – The last month

Qué lejos queda el primer día que llegué aquí y ya han pasado nada más y nada menos que 4 meses desde que salí de mi casa camino a Barajas. El tiempo ha pasado imparable, tanto que ya sólo me queda un mes de estancia en Aalborg y una semanita extra en Suecia con la familia para acabar el Erasmus y así superar la tristeza de la despedida de todo el mundo.

Pero antes de nada nos queda rematar el Erasmus y por todo lo alto, este mes también se entoja interesante con muchas cosas que vivir y el pensar que esto ya se acaba no ayuda en absoluto a disfrutarlo. Esto es lo que hemos intentado hacer este último fin de semana. El miércoles pasado (sí, aquí como ya sabéis los findes empiezan el miércoles xD) nos pegamos un pequeño homenaje en la common de Sandra con una buena cenita, ya que nos tocaba celebrar a nosotros que por fin habíamos entregado el proyecto, aunque fuesemos los últimos en hacerlo. Bebimos rebujito del bueno, con Fino comprado por Luis, y nos fuimos para la Street tras jugar unos cuantos “El pueblo duerme”. Prometo implantar el juego con mis amigos, es muuy entretenido! La noche no estuvo nada mal y al final nos fuimos de nuevo de día, además andando puesto que a se le picó la bici a Raúl. Fue decir que cuanto nos estaban aguantando las bicis y…

A partir de entonces comenzó a caer una lluvia incesante que nos hizo quedarnos en casa todo el jueves, sin poder salir ni a comprar, y el viernes hasta la tarde. Ahora entiendo el verdor exhuberante de las praderas danesas. Eso sí, por la noche nos dió una pequeña tregua y la aprovechamos. Fuimos a cenar todos a casa de Tania, nuestra querida accidentada, pero qué bien la tenemos cuidada! Después fuimos a una nueva fiesta organizada en una residencia cercana donde ya habíamos celebrado un cumpleaños. Esta vez no era temática, tan sólo era una de las muchas fiestas de despedida que se harán. De nuevo a casa de día y visita a la accidentada a por un buen desayuno, lamentablemente esta vez tampoco nos preparó churros 😛

Lo de marcharse todos los días de fiesta a casa de día suena muy impactante, pero he de decir que no tiene tanto “mérito”, ya que cada vez sale antes el sol y a las 3:30 estamos ya con el sol a las espaldas. Hablando de sol, el sábado nos jugó una mala pasada. Como el viernes no habíamos podido hacer la barbacoa que teníamos pensado por la maldita lluvia, decidimos hacerla el sábado ya que el sol lucía espléndidamente. Sin embargo, el aire corría que daba gusto y pasamos auténtico frío para estar a mediados de Junio. Aún así estuvimos toda la tarde jugando al Jungle Speed, el Tridentity, el Pueblo duerme, Balón prisionero…, juegos míticos ya del Erasmus. Mientras tanto nos acercábamos a la lumbre a calentarnos las manos. Como no había muchas ganas de bajar al centro nos quedamos en mi common tranquilamente rematando el día.

Esta vez no os cuelgo fotos actuales ya que se me estropeó la cámara de fotos y parece que de momento no tiene solución. Espero que la garantía lo cubra. De todas maneras, ya me han ido pasando fotos que no tenía de todo el Erasmus y aquí os cuelgo una recopilación de ellas.

El domingo quedamos pronto tras comer y bajamos unos cuantos a visitar el parque de atracciones “Karolinelund” de Aalborg, ya que es típico que todas las ciudaes nórdicas tengan un parque de este tipo y Aalborg no iba a ser menos. Es muy pequeño y la entrada es gratuita, pero para pasar un rato entretenido sobra. Tras probar alguna atracción y echar unas competiciones de basket, compramos la cena y fuimos todos a ver como la Selección Española seguía haciendo historia y le endosaba un 0-5 a Nueva Zelanda en el primer partido de la Copa Confederaciones. Qué orgullosos estamos de ella, además cuando estás en el extranjero el reconocimiento es mayor y todo el mundo te lo dice. Qué gustirrinín!

Hoy tocó día de amo de casa, haciendo la colada y arreglando el jardín, ya que existe una ley en la ciudad por la que los jardines privados deben estar cuidados y bien presentados. Además pasarán a revisarlos en breve y si no lo tuviese en condiciones me pondrían una multa cercana a los 30€. Con detalles como éstos te das cuenta de que los daneses nos sacan unos cuantos puntos de distancia…

Para acabar sólo querdía desear suerte a todos los que se encuentran en estas fechas realizando los dichosos exámenes, en especial a mi hermano Víctor, podemos!!!

Published in: on junio 15, 2009 at 10:56 pm  Dejar un comentario  

1×22 – Proyectos acabados

Como os prometí en el anterior post os voy a contar hoy un poco todo lo que ha pasado esta última semana que ha dado mucho de sí, ya que todo el mundo ha ido acabando los proyectos y teníamos que liberar tanto stress acumulado (si bien es cierto que nosotros lo entregamos ayer y no hemos stado agobiados para nada, pero había que acompañar al resto de la gente).

El miércoles pasado fuimos pronto a la Student a llevar unos papeles y de paso dimos una vuelta por el centro. Por fin encontramos una dichosa tienda de recuerdos, la única de la ciudad yo creo. También estuvimos de compras y flipamos viendo como la gente entra con los perros a las tiendas sin ningún tipo de problema y dejan el perro atado a un maniquí mientras se prueban la ropa… Después por la tarde echamos una buena pachanga de basket, sacando toda la magia que tenía guardada desde que dejé mi carrera profesional de basket hará unos 12 años… xD No teníamos muchas ganas de bajar al centro luego pero era miércoles y no podíamos fallar. Estuvimos toda la noche en la student y un rato en la street y no había más que gente, incluso muchos desconocidos que se habían tirao todo el año currando el proyecto y no se les había visto mucho el pelo.

Al día siguiente pues resaca y curro, la combinación perfecta. Aunque esta vez no tocó currar mucho pues por la tarde teníamos barbacoa en Lemvigvej para celebrar el cumpleaños de Luis, el gaditano madrileño. Compramos la comida en el súper y preparamos rebujito para acompañar, qué peligroso es! Pasamos toda la tarde-noche rodeados de internacionales, practicando un poco de inglés que nos hacía falta, y cocinando alrededor de la hoguera. Una buena barbacoa, las fiestas en Lemvigvej nunca nos decepcionan. El caso es que al final nos fuimos a casa oliendo a gitanazo del humo y bastante felices. Además pasamos a despertar a Pep que el pobre andaba estudiando para los exámenes.Gracias a dios que es un santo y no se nos enojó… Grande catacroker! xD

Un poco más de resaca y otro poco más de curro para el viernes, ya una costumbre. Por la tarde intentamos trabajar un poco con los comentarios que nos había hecho el tutor del proyecto pero fue casi imposible. Decidimos organizar una pachanga de fútbol que tenía un mono increíble, tal era que a pesar de que cayó una chupa de agua considerable durante casi hora y media, aguantamos como valientes y echamos un partido bastante divertido con multitud de caídas y resbalones, con otros 4 goles del menda (la Roja me da fuerzas! :D). Después una duchita y cena casi a las 12 (horario totalmente europeo) en mi residencia. Cogimos unas cervezas en el bar de mi resi y fuimos a una nueva fiesta en casa de Víctor. Esta vez era la “Zombie Party” para celebrar el cumpleaños de un mexicano, pero no había casi nadie disfrazado. Invadimos su casa por completo y debió de quedar para el arrastre al día siguiente. De camino a casa nos paró Leopoldo, un artista mexicano, que al grito de “dónde está el amor pendejos!!!” nos dió un beso a cada uno de buenas noches xDD. Vaya crack!

Ya el sábado había que parar un poco el ritmo. Aún así bajamos por la noche a cenar a casa de Silvia que nos invitaba a repetir sus famosos Spaguettis Teriyaki, magníficos. Tendré que hacerlos algún día. Tomamos unas copillas de Sangría y pronto para casa que no apetecía volver a bajar. Tras irnos a casa se produjo un incidente inesperado: una amiga del grupo se cayó con la bici de camino a casa y se dió una buena tarascada. Fueron todos a ayudarla y la acompañaron a casa sin complicaciones, eso sí la pobre tenía un diente magullado y un codo dolorido. Al día siguiente le seguía doliendo y decidieron ir al hospital a urgencias. El caso es que estuvieron 10 horas de espera!!!!! Indignante!!! Todo para esperar los resultados de una radiografía. Para que luego digamos que la sanidad española es mala, todos los mitos se vinieron abajo. Además la sala de consulta debía ser de la época de Cuéntame… Al final le dijeron que sí tenía una pequeña fisura en el codo y la escayolaron todo el brazo. Esperemos que se recupere pronto.

El lunes acabamos la nueva entrega del proyecto y fuimos a visitar a Marcus, nuestro peluquero irakí, otro crack. Tras pasar un buen rato con él comentando cosas de nuestros respectivos países fuimos a tomar café donde Tania, la accidentada. Allí nos juntamos todos los españoles a hacerle una visita y ayudarle en todo lo que necesitase, demostrando que somos una gran familia 😀

Y llegó el martes, el ansiado día. Tuvimos reunión por la mañana pronto con el tutor para que nos diese el visto bueno del proyecto y poder imprimir la versión definitiva pero el tío no se la leyó y nos dejó como estábamos. Decidimos que como teníamos tiempo era mejor que lo repasáramos y menos mal, la cantidad de errores que encontramos. Total, que pasamos todo el día en la facultad, casi hasta las 22.00 de la noche, ya que aquí puedes estar toda la noche en la facultad si quieres (aquí si quieres estudiar te dejan, no como España). A última hora conseguimos imprimir los documentos correctamente y los encuadernamos con mucha maña. Por último se los dejamos en el buzón al tutor y lo subimos a Internet. Desde el siguiente enlace podéis ver que nuestro proyecto es real y que ya se encuentra disponible para todo el mundo en la biblioteca electrónica de la Universidad de Aalborg:

Project Report – Library Aalborg Universitet ]

Qué liberación sentimos en ese momento, menudo peso nos habíamos quitado de encima. Todo el trabajo de estos meses había dado su fruto y el primer objetivo del Erasmus estaba cumplido, habiá merecido la pena. Ahora sólo queda disfrutar esta semana de vacaciones y a la siguiente preparar la defensa del proyecto, que se antoja complicada e interesante…

Published in: on junio 10, 2009 at 3:05 pm  Comments (1)  

1×21 – Mosquitos Vs Mojitos

Pues tendré que hacer memoria, han pasado tantas cosas estos días que no he tenido tiempo de sentarme a escribir en el blog. Bueno, ni tiempo ni ganas, cada vez estoy más perezoso…

El caso es que durante todos estos días tooooodo el mundo, menos nosotros ¬¬, ha ido acabando los respectivos proyectos y el ambiente ha estado muy movidito todos estos días. Especialmente desde el miércoles pasado cuando entregó la inmensa mayoría. Pero vayamos por partes, que aún no os conté nada del finde anterior y también estuvo muy bien.

Creo que la última vez que escribí fue el jueves después del Carnaval, anda que no ha llovido desde entonces.  El finde pasado hizo muy buen tiempo la verdad y lo aprovechamos de lo lindo. El viernes estuvimos toda la tarde haciendo deporte. Nos juntamos unos cuantos y estuvimos jugando al basket primero y luego al voley playa en mi residencia. Para rematar nos tomamos unas cervecitas mientras jugabamos y como si stuviéramos en la misma playa, en la gloria! Además ahora ya se hace de noche casi a las 23.00 y la tarde da mucho de sí. Cuando nos quisitmos dar cuenta ya era supertarde y ni habíamos cenado. Nos fuimos todos a mi common y preparamos una buena macarronada con el tomate del Hacendado que aún me sobra y que se está revalorizando con el paso del tiempo. Después acabamos en el bar de mi resi disfrutando de las cervecitas baratas. Luego ya nos fuimos para mi casa cuando se hizo de día y recenamos lo que sobró en la cena. Al final me tocó echar a patadas a mis amigos de mi casa, se habían propuesto no dejarme dormir! jeje Lo único malo del día fueron los indeseables mosquitos, nos acribillaron! No sé por qué razón todos los mosquitos de Dinamarca se concentraron en la pista de voley de mi resi aquella tarde. Malditos bastardos!

El sábado fue otro típico día de resaca sin muchas señales de vida por parte de ninguno, ya que todos seguían enfrascados en sus respectivos proyectos. Hicimos algo más del proyecto y por la tarde se nos planteó la duda de bajar o no. La verdad que era sábado y nos daba cosica quedarnos en casa. Así que nos preparamos y fuimos sin muchas ganas y con un plan cogido por los pelos a una fiesta en una residencia. Esta vez la fiesta era Latina. La verdad que nos sorprendió muchísimo la fiesta y lo pasamos como enanos! Bailando la macarena, los chunguitos, la lambada… Qué musicón, ya stabamos hartos del poco gusto danés. Además nos hinchamos a beber mojitos y bien baratos, por fin algo bueno y barato, que tanta cerveza cansa. De camino a casa hicimos el mal y fuimos a despertar a una amiga que no había bajado, me tenía que vengar por el día anterior! Muahahahaaaaa

Al día siguiente otro poco de resaca. Como hacía un día espléndido, casi 24ºC y todo, impresionante para ser Dinamarca, nos fuimos a comer todos a casa de Nacho y Ricard. Allí stuvimos disfrutando del solete y la buena compañía. Por la tarde nos fuimos a mi common y a sufrir con el pucela en la lucha por la permanencia. Madre mía madre mía que mal lo pasamos, veíamos que se nos iba a segunda.

Ya el lunes tocaba trabajar más en serio y desde bien pronto nos pusimos manos a la obra con el proyecto. Como el tiempo seguía siendo inmejorable decidimos comer fuera (que esto a los daneses les encanta) y tras tomar un poco el sol seguimos currando, eso sí, ahora de forma más distendida y en el jardín. Qué gustirrinín trabajar con el portátil al aire libre, como que las cosas se hacen con otro ánimo! 😀  Para rematar la faena estuvimos jugando un rato a la pelota como los chiquetes, que no hay que desaprovechar el buen tiempo.

El martes ya cambió el tiempo y no pudimos aprovechar tanto el día. Además tuvimos por la mañana un nuevo meeting con el tutor, en el que nos las dábamos muy felices pensando que era ya la versión final pero nos dió un repasito y tuvimos que cambiar bastantes cosas. Nada que unas cuantas horas de trabajo no lo solucionase. Por la noche peli y pizza, que hay que relajarse para poder rendir en el trabajo.

Todo lo demás que pasó desde el miércoles pasado ya os lo contaré entre semana que fueron muuuuchas cosas. Ha sido una semanita intensa y ya se me hace un poco tarde, hay que descansar que mañana acabamos por fin el proyecto con el último repaso.

Os he colgado también un par de fotos de platos típicos de aquí que me preparo en casa para que veáis que me sigo alimentando más que bien. Por un lado está la “Medister”, una famosa salchicha danesa como si fuese un chorizo criollo, y las famosas “Frikadelers”, que no son más que albóndigas grandes, eso sí yo las cocino a mi estilo, mucho más apetitosas 😀 También os he colgado una foto de mi última creación con el photoshop: “El sirenito de Aalborg” xDDD Una pequeña broma que le hice a un colega y que quedó bastante bien.

Pues nada más, por ahora la función se acabó que necesito reponer fuerzas ante la semana que nos espera. Entre semana colgaré un nuevo capítulo de la temporada, no cambien de canal!

Published in: on junio 7, 2009 at 10:09 pm  Dejar un comentario  

1×20 – Carnival: la otra cara de Aalborg

Ha sido increíble lo rápido que se me ha pasado el mes de Mayo. Esta semana me miré al espejo y digo: leñe, si tengo el pelo otra vez largo! Pero claro, es que ya ha pasado más de un mes desde que lo corté por última vez y ni me he enterado. Cuanto menos tiempo nos queda más rápido se pasa. Pero weno, olvidemos un poco estos temas y os cuento todo lo que ha acontecido la semana pasada,  que no ha sido poco…

Los primeros días de la semana pasada siguieron la tónica particular de los últimos días: modo only proyect. Currar, currar y currar en el proyecto. Todo sea dicho que nosotros no estamos nada estresados, lo que nos asusta… xD Tuvimos el miércoles otro meeting con el tutor y en cuanto acabamos cambiamos el chip radicalmente y a pensar en el ansiado Carnaval. Aún no teníamos muchas ideas para el disfraz ya que entre tanta gente es complicado y además todos estábamos liados con los proyectos, por lo que decidimos confeccionarnos un disfraz sencillo y muy español: San Fermineros. Fue sencillo, nos compramos todos ropa blanca y con tela roja hicimos los pañuelos y fajines. Un disfraz sencillo y muy cómodo. Además con un carro de la compra construimos a nuestro querido toro, al que pusimos cariñosamente el nombre de “Drenthe”, en las fotos podréis comprobar el porqué… Fue lo que mejor nos quedó del disfraz.

El finde estuvo plagado de visitas de amigos que venían a disfrutar del Carnaval, ya que la gente sabe donde está lo bueno. Tuvimos visitas de todos los tipos: amigos de otros compañeros Erasmus, mi colega de Copenhague que se alojó en mi casa y hasta la TVE!!! Los reporteros de “Españoles por el mundo” se pusieron en contacto con nosotros para grabarnos ya que venían a hacer un reportaje sobre Dinamarca, y en especial sobre el Carnaval de Aalborg. Nos encontramos con ellos el viernes y nos prometieron que el sábado nos llamarían para grabarnos y salir todos disfrazados de San Fermín, sin embargo nos dieron esquinazo y no dieron señales de vida. Supongo que intuirían el estado etílico en el que nos encontraríamos y prefirieron no ponernos en evidencia ante las cámaras… Pero bueno, nos hubiese hecho mucha ilusión saludar a la familia desde las cámaras o haber gritado el mítico: “Viva el semen españooooool!!!”

El viernes arrancó por la tarde el Carnaval. Por la tarde-noche tuvo lugar la “Batalla de bandas del Carnaval”. Se trata de una competición entre las bandas profesionales de artistas que participan en los desfiles del Carnaval. Primero hicieron un desfile muy colorido por toda la ciudad (lo más parecido que he visto a nuestras procesiones…) y luego dentro de Kildeparken hicieron su espectáculo particular en el escenario principal. El parque la verdad que estaba muy bien preparado: casetas para comer y beber, karpas con distintos tipos de música, baños por todos los lados, un gran escenario principal… Para entrar los dos días al parque había que pagar 100 Dkk (13€) y lo malo es que no nos dejaban meter bebidas. Vamos, que querían que nos gastásemos las perras dentro del parque. Esa noche nos reservamos un poco y no nos fuimos muy tarde para casa.

Al día siguiente nos levantamos bien pronto, una duchita rápida y preparados para el Carnaval. Pensábamos que nos haría un día malo y nos pusimos algo de manga larga debajo pero al final resultó que salió un día inmejorable, incluso nos quemamos casi todos. En mi caso digamos que por la noche llevaba el disfraz de “David Meca” por ir con las gafas de sol… Estuvimos esperando un buen rato hasta que nos reunimos todos en mi residencia para bajar todos en grupo al desfile. Salían varios desfiles desde distintos puntos de la ciudad a cada hora para hacerlo más escalonado, y nosotros decidimos coger el que salía más tarde ya que nos pillaba más cerca de casa. Cuando llegamos por fin al desfile estaba todo absolutamente abarrotado y no hacía falta ser muy listo para saber por donde iba pasando: un reguero de desperdicios mezclados con un inconfundible olor a “fiesta” marcaban claramente la ruta. Nos hinchamos a gritar los cánticos de San Fermín y a torear a los coches y a la gente con nuestros capotes improvisados.

El desfile duró casi 5 horas y nos lo pasamos como auténticos enanos. Ibamos bailando y haciendo el gamba todo el rato. Música de fondo con gogos en los camiones publicitarios. La gente haciendo sus necesidades por doquier. Improvisados carros para llevar las bebidas, a cual más original. El nuestro, perdido sin saber quien lo llevaba. La patrulla costera vigilando que nadie se cayese al fiordo. Las ambulancias sonando a lo lejos con los primeros damnificados. Nuestra gente desperdigada por todo el desfile, siendo imposible el reunirnos en un punto concreto. La policía superalegre y participando en la fiesta. Y todo el mundo absolutamente borracho xDDD Muuuuuy grande el desfile!!! Además pasaba por la calle central de la ciudad y estaba abarrotada también de espectadores viendo como desfilábamos y disfrutábamos de la fiesta.

Cuando al final conseguimos reunirnos todos en casa de una amiga, decidimos dejar el carro porque estabamos hartos de él. Cogimos los últimos suministros que nos quedaban y nos dirigimos hacia el parque con el único objetivo de introducir algo de dichas provisiones y así abaratar el coste carnavalero. Conseguimos introducir algunas botellas no sin antes negociar y lidiar con los porteros de la entrada. Ya en el parque el ambiente era magnífico. Había muchísima más gente y todo el mundo estaba sentado por el césped ya medio destrozados. Era también la hora del día en que más pegaba el sol y se agradecía notablemente.

Nos pasamos toda la tarde yendo de karpa en karpa viendo conciertos y disfrutando de la música que pinchaban los djs. También nos resarcimos todos los españoles demostrando nuestra maestría bailando la Macarena. Comimos algo para llenar el estómago y seguimos con la fiesta hasta que fue cayendo la noche. Allí en el parque nos encontramos con muchos más amigos y conocidos, gente de otras ciudades de Dinamarca que nos habían venido a visitar o gente del mismo Aalborg con los que no habíamos coincidido durante la mañana. A alguien se le ocurrió sacar un rotulador y nos dedicamos a empezar a firmar las camisetas de la gente, lo malo es que se nos fue de la manos y acabamos pintados de arriba abajo. A día de hoy hay muchos que tienen grabado en la piel las pintadas porque se quemaron con el sol, vaya cuadro…

Más fotos del Carnaval:

Fotos Oficiales Carnaval 09 ]

Página oficial Carnaval Aalborg ]

Y un vídeo de regalo (más adelante intentaré buscar uno mejor pero esto es lo que de momento hay):

Ya cuando casi era de noche decidimos marcharnos y fuimos a cenar algo por ahí. No estábamos muy cansados y aún nos quedaban fuerzas para aguantar un poco más durante la noche en la Street. Sin embargo, cuando nos sentamos por un rato mientras cenábamos, cosa que no habíamos hecho en todo el día, nos dimos cuenta de la paliza que llevábamos encima. Después de cenar intentamos ir a la zona de fiesta pero estaba tan abarrotada y era tan agobiante que decidimos irnos a casa. Pero en qué momemto tomamos esa decisión! Resulta que cogimos un bus nocturno especial que debían haber puesto para el Carnaval y tardamos 1 hora y 20 minutos hasta que llegamos a casa! Vaya viaje! Nosotros que no sabíamos a donde ibamos y veíamos que nos alejábamos, un tío al lado nuestro devolviendo, mi amigo también mareado… Por fin conseguimos llegar a casa sanos y salvos, que no era moco de pavo después del día que habíamos pasado.

El domingo me levanté y tras quitarme esa sensación de suciedad con una reconfortante ducha matutina, comí y bajé al centro a despedir a mi amigo de Copenhague. Dimos una vuelta por el centro de la ciudad y me despedí de ellos hasta la siguiente visita a la capital. Después subí para casa y a descansar que ya era hora de parar un poco.

Esta semana básicamente nos hemos entregado en cuerpo y alma al proyecto. Tenemos que tenerlo casi rematado para el día 2 de Junio ya que al tutor no lo volvemos a ver hasta el 9 y entregamos el 10. Así que andamos haciendo todo lo que podemos para dejarlo rematado cuanto antes y poder hacer otro viajecito de despedida. Aquí os adjunto la última versión del proyecto que ya puede que sea la definitiva, tan sólo tenemos que depurarla pero con casi 90 páginas estamos más que satisfechos:

Network Failures Detection Using Type Systems in DpiF ]

Ayer estuvimos viendo en la casa del estudiante el partido de la final de la Champions y desde aquí me gustaría dar la enhorabuena de todos los amigos culés que tengo, que no son pocos. Se lo han merecido. Sólo espero que no me den mucho la brasa que ya he tenido que aguantar bastante con mi querido amigo el “Messie” xDD.

Sin duda este ha sido el mejor fin de semana en Aalborg desde que vine hace unos meses. La gente tenía razón sobre el Carnaval, ha cumplido de sobra todas las expectativas. Todos lo tenemos claro: si tenemos que volver algún día a Aalborg, será para disfrutar de nuevo del magnífico Carnaval.

Published in: on mayo 26, 2009 at 8:18 pm  Dejar un comentario  

TOP Erasmus Songs II

Aquí va la nueva entrega de las canciones que más se oyen por aquí:

Y de regalo la canción que ganó Eurovisión, no está mal:

Published in: on mayo 21, 2009 at 12:08 am  Comments (1)